¿Cual es la función de las vacunas?

Actualizado: 30 de dic de 2019


Las vacunas son muy eficaces, y son la mejor protección contra muchas enfermedades graves. La mayoría de las personas que se vacunan tendrán inmunidad (protección) contra la enfermedad. Las vacunas ayudan a que el sistema inmunitario trabaje mejor y más rápido. Y eso lo protege de enfermedades graves.


El sistema inmunitario es una red de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para defender al cuerpo de gérmenes nocivos. Cuando las bacterias, virus y otros gérmenes invaden su cuerpo, se multiplican y atacan. Esta invasión se denomina una infección. Las infecciones provocan las enfermedades que lo hacen enfermar.


Las vacunas ayudan a que su sistema inmunitario combata las infecciones de manera más rápida y eficaz. Cuando usted se vacuna, despierta su respuesta inmunitaria, ayudando a su cuerpo a combatir y recordar al germen para que pueda atacarlo si alguna vez vuelve a invadir. Y dado que las vacunas están elaboradas con una pequeña cantidad de gérmenes débiles o muertos, no harán que se enferme.

Las vacunas protegen a su comunidad

Los gérmenes pueden propagarse rápidamente en una comunidad y enfermar a muchas personas. Si se enferman suficientes personas, se puede generar un brote. Pero cuando suficientes personas se vacunan contra una enfermedad particular, los gérmenes no pueden propagarse tan fácilmente de persona a persona, y es menos probable que toda la comunidad se contagie.


Esto significa que incluso las personas que no se han vacunado tendrán protección contra las enfermedades. Y si una persona se enferma, hay menos probabilidades de un brote porque es más difícil que la enfermedad se propague. Con el tiempo, la enfermedad se vuelve extraña y, a veces, se erradica.

La inmunidad comunitaria protege a todos. Pero es especialmente importante porque algunas personas no pueden vacunarse por ciertas enfermedades, tales como las personas con algunas alergias graves y aquellos con sistemas inmunitarios debilitados o endebles (como las personas con cáncer, VIH/SIDA, diabetes tipo 1 u otras afecciones de salud).


La inmunidad comunitaria también es importante para un pequeño grupo de personas que tienen una respuesta inmunitaria fuerte de las vacunas.

¿Cómo sabemos que las vacunas funcionan?

Antes de que una vacuna sea recomendada para su uso en los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se asegura que funcione y sea segura. Conozca más sobre la seguridad de vacunas.


Desde que se inventaron las vacunas, la cantidad de bebés y adultos que se enferman o mueren por enfermedades prevenibles mediante vacunas ha disminuido significativamente, y algunas enfermedades se han erradicado de los Estados Unidos. Conozca el impacto de las vacunas en los Estados Unidos

Si no tuviéramos vacunas, ¿el agua potable y la higiene actual podrían prevenir estas enfermedades?

No. El agua potable y la buena higiene personal, doméstica y pública (prácticas de limpieza) ayudan a disminuir o detener la propagación de algunos gérmenes, pero no eliminan las enfermedades. Algunas enfermedades, en especial las enfermedades respiratorias que se propagan por el aire como el sarampión, son más difíciles de prevenir.

En resumen, mientras las enfermedades estén circulando, las personas seguirán enfermándose. Es por ello que la vacunación es tan importante. Conozca más sobre vacunarse.


Leer artículo completo en: https://www.vaccines.gov/es/b%C3%A1sicos/trabajo