¿Cómo afecta la influenza a los niños con asma?



La gripe es una infección vírica muy contagiosa que ocurre todos los años de forma epidémica durante los meses invernales. Se transmite de persona a persona mediante las secreciones respiratorias.


Se suele manifestar con el inicio súbito de dolor de garganta, tos, mocos, fiebre, dolores en el cuerpo y de cabeza. Otras veces puede parecer un simple “resfriado” o bien presentarse solo con fiebre alta (lo que suele ocurrir principalmente en los niños menores de 1 año).

Los niños con asma, enfermedad crónica más frecuente en la infancia, presentan una inflamación bronquial y ante una infección vírica como la gripe pueden sufrir una crisis de asma o empeorar sus síntomas, sin olvidar además de una mayor posibilidad de sufrir una neumonía.


El asma es la enfermedad más común en los niños que precisan ingreso en un hospital por gripe, además de aumentar mucho las visitas a los centros de salud y las urgencias hospitalarias por empeoramiento de los síntomas.

Es aconsejable vacunar a los niños asmáticos por todo lo anterior, la vacunación anual contra la gripe es de gran importancia en los niños que presentan asma, en especial si es moderada o grave, para intentar evitar las complicaciones por dicha infección. Un estudio reciente publicado en la revista Clinical Infectious Diseases(link is external) concluye que dicha  vacuna podría evitar entre el 59–78% de las visitas a urgencias y/o hospitalizaciones.


La vacuna está autorizada a partir de los 6 meses de vida, con 1 dosis anualmente (el primer año, si el niño tiene menos de 9 años se deben administrar 2 dosis con 1 mes de intervalo mínimo entre ellas).


La vacunación se realiza en nuestro medio anualmente a partir del mes de octubre, ya que el virus de la gripe tiene la facilidad de cambiar o mutar cada año.


Leer arrtículo accediendo: https://enfamilia.aeped.es/prevencion/gripe-asma


#prcontralainfluenza